Una de las aplicaciones más efectivas de la Medicina Tradicional China es en el campo de la ginecología. Muchas mujeres acuden diariamente a consulta de medicina china para aliviar sus dolores,  irregularidades menstruales, hacerse tratamientos de fertilidad o sobrellevar mejor  los síntomas de la menopausia o 

de patologías ginecológicas (endometriosis, síndorme de ovario poliquístico…)

 

Pero esta disciplina también puede aportar mucho a la mujer embarazada, sus problemas y sus dolencias. En este artículo vamos a exponer el tratamiento que ofrece la medicina tradicional  china para la corrección de la postura del bebé, es decir, cuando viene de nalgas.

La técnica más empleada para este objetivo es la moxibustión o moxa, que consiste en el uso de unos “puros” hechos de hojas pulverizadas, secadas y trituradas de la planta Artemisia Vulgaris, que se prenden como si fuese un incienso, aplicando calor en un punto determinado, con el objetivo de estimularlo.

El objetivo del tratamiento es girar al feto, provocándole una ligera molestia con la estimulación del punto de acupuntura adecuado,  en este caso el 67 de vejiga, 2 veces al día entre 15 y 20 minutos. De este modo, se favorece el cambio de postura del bebé de una manera natural y no invasiva ni peligrosa. Es necesaria que la primera aplicación la haga un profesional, que hará un tratamiento más amplio y completo y que posteriormente pueda indicar  al acompañante de la madre como realizar periódicamente este tratamiento, así como la postura más adecuada para que tenga más éxito.

IMG blog V67

En cuanto al momento ideal para hacerse este tratamiento, sería entre las semanas 28 y 35, cuando el uso de la técnica de  corrección con Moxibustión se considera efectiva y segura, tanto para una madre como para un bebé sano. Hasta la semana 36 se puede realizar en bebés sanos con un tamaño/peso normal o inferior a la media, aunque disminuyen las posibilidades de éxito al existir menos espacio para que el bebé pueda girar. A partir de la semana 38 se desaconseja independientemente de las características del bebé o la madre

El tratamiento se puede complementar a criterio del profesional, si existe una debilidad costitucional de la madre a nivel de los meridianos de bazo-estómago o riñones, según la sintomatología que presente.

La aplicación de la moxibustión para corregir la postura del bebé es una técnica muy segura, ya que el riesgo para la madre o el bebé son mínimos, sobre todo si se realiza durante las semanas recomendadas. No tiene contraindicaciones.

Además es una técnica muy efectiva, respaldada por varios estudios científicos como  «Moxibustion for correction of breech presentation: A randomized controlled trial». JAMA 280 (18): 1580-1584. 11 de noviembre de 1998,que indica una  eficacia del 75%.

En conclusion, la aplicación del tratamiento con moxibustión para reposicionar un feto es sencilla de aplicar, efectiva, segura y económica. A pesar de su sencillez,  es importante que la primera session la pueda hacer un professional para indicar a la madre y a su acompañante los puntos y el tratamiento indicados para poder realizarlo posteriormente en casa.

Antonio Bermejo Diaz

(Acupuntor y Licenciado en MTC por la Universidad de Gales)

 

 RESERVAR